12
JUN
2015

Suiza: País Libre

Tags : ,
Comments : Off

Suiza es uno de los países más libres, prósperos y pacíficos del mundo. Tiene la quinta economía más libre, el séptimo ingreso per cápita más alto, el undécimo ratio de homicidios más bajo y uno de los índices de transparencia mas elevados del planeta.

Todas estas estadísticas son el fruto de una larga tradición de valores liberales: el mantenimiento de un Estado limitado y descentralizado, compuesto por tres niveles político-administrativo: federal, cantonal y municipal, donde destaca la autonomía cantonal ya que los cantones suizos tienen su propia constitución, parlamento, cortes y la facultad de establecer tributos, los cuales les permiten competir entre si por atraer residentes. En consecuencia, poseen fuertes incentivos para ser mas eficientes y desarrollar marcos legales e impositivos mas flexibles; el respeto incondicional por la propiedad privada, la cual se ha traducido históricamente en un marco legal comprometido con su protección. Por otro lado, el derecho de propiedad está explícitamente garantizado por el Estado Suizo desde la Constitución Federal de 1874, contribuyendo a mantener la estabilidad económica y fortalecer la seguridad jurídica de Suiza a través de los años.

Estos factores la han convertido en uno de los destinos más atractivos para la inversión a nivel mundial; finalmente, un inquebrantable compromiso con la no-agresión y la paz, siendo el país neutral más antiguo del mundo desde 1815 por no haber participado en ningún conflicto armado internacional, convirtiendo a Suiza  en uno de los mayores huéspedes de numerosas instituciones internacionales. El influjo de diferentes matices étnicos, religiosos y culturales han fomentado la tolerancia en el territorio suizo, alimentando así un círculo virtuoso de respeto y paz.

Suiza es un país digno de imitar, no necesita lideres mesiánicos ni proyectos revolucionarios para alcanzar la paz y prosperidad duradera. Lo que se requiere es un compromiso ciudadano con los valores liberales. La libertad ha funcionado para este país y funcionara para toda sociedad comprometida a defenderla. Por eso, es tiempo de desechar recetas fallidas y empezar a seguir estos buenos ejemplos

 

Fuente: Es Libertad