12
NOV
2013

Recepción por el Aniversario Patrio en la Residencia de Suiza

En esta fecha especial recordamos un día, de los primeros de agosto de 1291, en el cual los tres cantones de Uri, Schwyz y Unterwalden formaron el núcleo de la Suiza actual, firmando un pacto de apoyo mutuo. Este acuerdo se expandió rápidamente hasta los 26 cantones o estados federales, constituyendo en 1848 lo que hoy se conoce como la Confederación Helvética.

Sin embargo, no fue hasta 1891, después de 43 años de creada la Confederación, cuando los suizos celebraron por primera vez la firma del histórico acuerdo. Desde 1994, a través de un plebiscito popular y 146 años después de creada la Confederación, la recordación del acuerdo se convirtió en una fiesta federal.

Con motivo de esta celebración, el 31 de julio del presente año se llevó a cabo en la Residencia de Suiza la recepción brindada por el Embajador Hans-Ruedi Bortis, quien en compañía de su esposa, Mónica Lofruscio, recibió cordialmente a las distinguidas personalidades invitadas a la reunión. Durante el ingreso a la Residencia, los asistentes pudieron disfrutar de agradables piezas musicales interpretadas por las artistas suizas Noëlle Grüebler (violín) y Olivia Geiser (piano).

Luego de la emotiva entonación de los himnos nacionales de Perú y Suiza, el Excelentísimo Embajador Hans-Ruedi Bortis recordó el pacto de la Confederación de 1291 y señaló durante su discurso que existe una relación muy positiva de trabajo conjunto entre ambos países en temas tan importantes como el medio ambiente, cambio climático y la gestión del agua, acercándose a los 50 años de la Cooperación Suiza en el Perú.

Posteriormente cedió la palabra a la Ministra de Relaciones Exteriores del Perú, Eda Rivas, quien resaltó la importancia de la relación peruano suiza, cumpliendo en el 2013, 120 años de relaciones entre ambos países. “En estos últimos años, la cooperación en diversos niveles como en el tema medio ambiental, resulta de vital importancia, al igual que la presencia económica de Suiza como el mayor inversionista que tiene el Perú”.

Durante la recepción, los invitados compartieron en un ambiente de celebración los exquisitos manjares preparados por el Swissotel, entre los cuales destacaron los dulces y chocolates, que son parte de la tradición suiza, así como también degustaron una gran variedad de panes y quesos, entre otras delicias preparadas especialmente para la ocasión.

Sobre el autor