20
NOV
2014

No más ejercicio: Nestlé investiga cómo»embotellarlo»

Comments : Off

La mayor compañía de alimentos del mundo, famosa por las barras KitKat y las cápsulas Nespresso, dice que ha descubierto cómo puede estimularse una enzima que regula el metabolismo mediante un compuesto llamado C13, lo que podría ser un primer paso en el desarrollo de una forma de imitar el efecto de combustión de grasas del ejercicio. Los descubrimientos se difundieron en julio en la publicación científica Chemistry Biology.

Si bien aún falta mucho para que existan alimentos que adelgacen, ocho científicos del Instituto de Ciencias de la Salud de Nestlé ubicado en Lausana, Suiza, buscan sustancias naturales que puedan actuar como desencadenantes. El empeño de Nestlé en ese tipo de proyecto ilustra cómo la compañía trata de abordar la decepción de los consumidores con los alimentos envasados mediante la formulación de productos que puedan hacer algo más que saciar el hambre.

“La frontera entre alimento y medicamento se reducirá en los próximos años”, dijo Jean-Philippe Bertschy, un analista de Bank Vontobel AG en Zúrich. “Las compañías que tengan una cartera de alimentos saludables diversificada son las que saldrán ganando”.

Las cifras ya apuntan en esa dirección. Se estima que el interés de los consumidores por los alimentos que consideran tienen alguna ventaja para la salud, como la pasta libre de gluten y el jugo orgánico, superará el crecimiento de los alimentos envasados tradicionales hasta 2019 luego de hacerlo casi todos los años en la última década, según la firma de análisis Euromonitor International.

‘EFECTOS SIMILARES CON MENOS ESFUERZO’

En la planta baja de un edificio ubicado en el campus del Instituto Federal Suizo de Tecnología de Lausana, científicos de Nestlé seleccionan sustancias naturales como extractos vegetales y de frutas para determinar cuáles podrían modular la enzima llamada AMPK, que actúa como interruptor metabólico para facilitar el uso de azúcares y grasas por parte del organismo.

El objetivo es desarrollar un producto nutritivo que imite o mejore el efecto del ejercicio en el caso de las personas que tienen una movilidad limitada como consecuencia de edad avanzada, diabetes u obesidad, dijo en entrevista telefónica Kei Samamoto, el científico que dirige la investigación en diabetes y ritmos circadianos de Nestlé. No tienen previsto comenzar a hacer pruebas en animales hasta pasados varios años.

“La enzima puede ayudar a la gente que no tolera o no puede sostener un ejercicio riguroso”, dijo Sakamoto. “En lugar de correr 20 minutos o de 40 minutos de bicicleta, podría contribuir a mejorar el metabolismo con un grado moderado de ejercicio como caminar a buen paso. Obtendrían efectos similares con menos esfuerzo”.